Publicado el

¿Puedo reclamar la Plusvalía?

Empecemos por intentar saber qué es exactamente la plusvalía, cual es la controversia y ver como reclamar los ingresos indebidos si hemos tenido que pagar el impuesto.

La plusvalía es la palabra que usamos habitualmente para referirnos al Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU). Podemos definir una plusvalía como el beneficio obtenido como resultado de una diferencia positiva entre el precio al que se adquirió un bien (compra, donación, herencia) y el precio de su venta en una operación o transacción económica. Es decir, es el incremento de valor de un bien o un producto por causas diversas que los propietarios no pueden controlar o influir en ellas y significa una ganancia, una manifestación de riqueza y por lo tanto una capacidad económica. En cuanto al IIVTNU es un impuesto local, que grava el incremento de valor de los terrenos urbanos puesto de manifiesto en el momento de la transmisión. Plusvalía sería en hecho imponible pero… claro si no hay plus-valor no hay incremento de valor, manifestación de riqueza ni capacidad económica, no hay hecho imponible.

Bueno pues la controversia gira en torno a la cuestión de saber si efectivamente ha habido en una transmisión patrimonial un plus valor, un incremento de valor y, para saber esto, hay que saber cómo se calcula el valor de la transmisión, qué criterio de calculo se aplica para saber si existe o no un plusvalor.

¿Cómo se hacía?

Es una determinación del incremento objetiva. Se cogía el valor catastral del terreno a la fecha de la transmisión y se aplicaba unos coeficientes, de tal forma que, el supuesto incremento era mayor cuanto más tiempo había pasado. Esto era suponer que siempre hay incremento y que además iba por unos porcentajes determinados. Esto no se ajusta al principio de capacidad económica.

Esto es una cuestión que ha suscitado muchas reclamaciones y litigios porque dada la crisis económica muchas personas compraron antes de la crisis muy caro y después no les ha quedado otra opción que vender muy barato, todo esto de acuerdo al mercado de oferta y demanda.

El tribunal constitucional ha declarado inconstitucional el método de cálculo de la base imponible de este tributo porque  el gravamen establece un método objetivo de determinación de la base imponible del Impuesto que determina que siempre haya existido aumento en el valor de los terrenos durante el periodo de la imposición, con independencia de que haya existido ese incremento y de la cuantía real de ese incremento. Es decir, que el impuesto no siempre respeta la plusvalía realmente obtenida —ni siquiera si la ha habido realmente— porque se basa en unas tablas preestablecidas (catastro) por los municipios y unos baremos fijados por la norma, sin tener en cuenta la evolución real del valor de los terrenos sobre los que está construida la vivienda. Esto vulnera el artículo 31 de la Constitución española.

Artículo 31 de la Constitución Española:

  1. Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio.
  2. El gasto público realizará una asignación equitativa de los recursos públicos, y su programación y ejecución responderán a los criterios de eficiencia y economía.
  3. Sólo podrán establecerse prestaciones personales o patrimoniales de carácter público con arreglo a la ley.

¿Tengo que pagar plusvalía ahora?

En principio, si la sentencia sale como la nota informativa, que será lo razonable, y esto es una anulación de los artículos que se dicen sin matices, el impuesto no tiene los argumentos para determinar la base imponible hasta que el legislador no le de contenido a esos artículos.

Según la nota informativa esto no afecta a situaciones firmes.

Es decir, si ya has pagado el impuesto y no has impugnado, no has interpuesto el recurso correspondiente al ayuntamiento en 30 días, este abono deviene firme y es irreclamable. Pero si me han liquidado he recurrido en tiempo y forma esa situación no es firme porque el procedimiento sigue abierto, el expediente todavía esta abierto y podría reclamar.

En lugares donde se aplica el sistema de autoliquidación, es el propio contribuyente el que tiene que declarar y liquidar el impuesto, y en esos casos hay cuatro años para reclamar. El contribuyente que haya autoliquidado el impuesto y desde que terminó el plazo de prestación del impuesto en periodo voluntario y haya transcurrido menos de cuatro años desde que pagó, puede solicitar la rectificación de la autoliquidación presentada y la devolución de ingresos indebidos y se lo tendrán que devolver lo ingresado.